Galería

Mi experiencia con la creatina

Hace unas semanas decidí tomar mono-hidrato de creatina por las siguientes razones… En algunos entrenamientos, sobre todo en las últimas series, me sentía más cansado de lo habitual debido a días muy intensos de trabajo y en algunos grupos musculares seguía mejorando pero con más lentitud. Debo de aclarar, que realizo mis ejercicios de forma muy intensa, es decir, cronometro mis descansos y por ejemplo en una sesión de entrenamiento con una duración de 1 hora y 15 minutos, suelo parar en toda la sesión unos 12 minutos (aprovechando ese tiempo para preparar las pesas para los siguientes ejercicios), por lo que la exigencia de rendimiento es muy alta.

Cuando empecé a tomar la creatina no hice la famosa fase de carga, había leído varios estudios en los que quedaba demostrado que esa fase de carga no era necesaria y con casi toda seguridad era una maniobra de las marcas para consumir más cantidad y agotar antes el producto. A día de hoy, experimentando conmigo mismo, puedo afirmar que la fase de carga no es necesaria.

Al comenzar tomaba 6 gramos de creatina todos los días repartidos en dos tomas, una toma en el desayuno y la otra después del entrenamiento o por la tarde los días de descanso, la incluía dentro de un batido proteínico con una cucharada de azúcar o con una cucharada de miel disuelta en un poco de agua. Este proceso lo he llevado a cabo durante tres semanas, a partir de la cuarta semana solo la he tomado en el desayuno (3gr.). Añadir miel o azúcar es importante, nuestro cuerpo la absorbe de forma más efectiva, desperdiciando la mínima cantidad.

Los resultados llegaron en la tercera semana, he llegado a la última serie de cualquier sesión en mejores condiciones físicas, incluso en algunos ejercicios he añadido una serie más y el resultado ha sido importante. También he mejorado el número de repeticiones, realizaba de media semanal de dos a tres repeticiones más en cada ejercicio y en estos momentos hay ejercicio que incluso hago 6-7 repeticiones más. Con ello he aumentado y acelerado mi progresión.

Tengo previsto detener la toma de creatina a las seis o siete semanas y realizar un periodo de descanso durante 4 semanas. Luego ya decidiré si la vuelvo a tomar o no, depende de mí rendimiento. Por otro lado, la creatina no ha influido en que aumente de peso de momento y no se ha producido la famosa retención de líquidos. En cambio, si es verdad que bebo más agua desde que la tomo, de todas formas seguiré examinando mi evolución y si algo cambia reeditaré esta entrada con los nuevos cambios para que esta información sea verídica y se encuentre actualizada. De momento llevo 5 semanas con su consumo, veremos si en las que restan hay cambios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s